Seguidores

martes, 18 de octubre de 2011

Tú me puedes

Y ahora estoy aquí mirándome al espejo, con ojos llorosos y una falsa sonrisa, sentada en la cama con el ordenador sobre las piernas, esperando que me hables, pensando si soy algo para ti, si te importo, si soy algo en tu vida. Se que tengo que sacarte de mi cabeza o mejor dicho de mi corazón. Por ahora lo llevo bien, pero tengo miedo de verte, que me des un abrazo y todo se fastidie, tengo miedo de que me vuelvas a decir te quiero y el muro que cree se derrumbe, porque funciona a prueba de todo menos de ti, porque tú me puedes. Tú me sacas sonrisas de donde no las hay, haces que mi vida cobre sentido, haces que me levante cada mañana con cara de tonta riendo y que me acueste abrazando a la almohada pensando que te abrazo a ti. Pero también consigues fastidiarme el día con una sola palabra, también haces que mis lágrimas caigan por mis mejillas, haces que me quiera morir y me haces ver que todo es una mentira y que no es como yo pensaba. Pero todo se arregla cuando me dices tonta y pones una sonrisa y sin pensarlo, sin ni siquiera darme cuenta, sale otra en mi.
Sé que tú eres especial, haces que me sienta bien y eso no lo consigue mucha gente.
También sé lo jodida que estoy por ti, pero ¿y lo feliz que soy cuando te veo, cuando me hablas o cuando estoy contigo? Desgraciadamente yo no puedo controlar mis sentimientos, si te quiero, te quiero y punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario